¿Demasiado clásicos para un código QR?

Cada vez con más frecuencia vemos códigos QR aunque al principio, yo no sabía ni lo que eran, ni sus posibilidades. No me di cuenta hasta que vi el anuncio de T&T. Entonces mi imaginación echó a volar pensando en sus posibilidades para un despacho de abogados.

Su aspecto es como en la fotografía y aparecen tanto en cualquier tipo de pantallas como impresos. Pueden leerse mediante cualquier dispositivo móvil que tenga instalada la aplicación de lectura (gratuita por ejemplo), yo en mi Blackberry tengo upcode.

Se utilizan para muchas cosas, pero son especialmente interesantes cuando facilitan trámites o proporcionan información adicional a quién los usa. Un despacho de abogados puede utilizarlos de varias formas. Se me ocurren algunos ejemplos:

1.      En un brochure o presentación corporativa el QR puede:

  • Dirigir al cliente o potencial cliente hacia un formulario en la web para realizar una consulta a un especialista, o bien para concertar una cita.
  • Ampliar con más detalle las especialidades del despacho. Evitamos una presentación excesivamente cargada de texto, pero facilitamos toda la información en otro formato.
  • Incluir un vídeo de presentación de la firma. La lectura del QR puede activar un vídeo en el dispositivo móvil del cliente.

2.      En las tarjetas de visita de cada profesional el QR podría:

  • Incorporar un vídeo con la biografía del abogado, siendo él mismo quien se presente.
  • Simplemente traspasar los datos profesionales y de contacto del abogado directamente a la agenda de contactos del movil del cliente.

3.      En los eventos sociales del bufete:

  • Para realizar algún tipo de obsequio a los asistentes.
  • Para agradecer mediante un pequeño vídeo la asistencia al evento.

Si quieres probar, todo lo que necesitarás es:

  • Un generador de códigos QR 2D. En Internet encontrarás muchos, algunos son:
  • Un lector de códigos QR 2D (Aplicación en el móvil.
  • Opcionalmente una aplicación de seguimiento del código QR.

Si quieres algo más de información sobre los QR, puede visitar la página http://qrarts.com.

Importante: Antes de publicar tu código QR asegúrate de que funciona. Haz la prueba en todo tipo de móviles: smartphones, iPhones, versiones más antiguas de móviles, etc…

¿Por qué un QR y no poner la información de la forma tradicional? Se me ocurren algunas buenas razones:

  • Para facilitar información complementaria en espacios muy reducidos (una tarjeta de visita, un brochure).
  • Para “llamar a la acción” (a “call to action”): Inclusión de formularios de registro, de solicitud de información, de suscripción a una newsletter.
  • Para ahorrar material publicitario impreso.
  • Para captar la atención y diferenciar el despacho
Anuncios

Marketing y Comunicación Para Abogados

“Es necesario que el despacho funcione en perfecta sintonía para que el cliente pueda percibir la calidad del servicio. Expectations vs. Performance”

No se trata de una nueva teoría a pesar de lo rimbombante del nombre, se trata de una realidad demostrada por muchos estudios realizados en varios países a lo largo de los últimos años.

En muchos casos, salvo cuando se trabaja para abogados corporativos, la falta de conocimientos técnico-jurídicos de los clientes no les permite realizar una valoración efectiva de la calidad del servicio recibido. Por este motivo, los clientes valoran el servicio analizando otros aspectos que le ayudan a tangibilizar el trabajo del abogado. Estos aspectos son:

Indicador de calidad

Descripción

Ejemplos

Fiabilidad Se trata de desarrollar el servicio prometido con exactitud y seguridad. Tiene que ver con “hacer las cosas bien a la primera”. –              Cumplir las promesas (plazos, precios, etc…)-              Facturas bien detalladas.

–              Documentación bien archivada (nunca debería haber una duda sobre si un documento lo tiene el cliente o el despacho).

Seguridad / Confianza Mostrar los conocimientos y la cortesía de los empleados y su habilidad para inspirar confianza y seguridad. –              La persona que contacta con el cliente debe conocer el asunto y poder responer a sus preguntas.
Compromiso / Proactividad Transmitir la predisposición para ayudar al cliente y proporcionarle un servicio rápido y dinámico. –              Enviar un mail al cliente enseguida que el despacho recibe algún tipo de comunicación sobre su asunto.-              Devolver las llamadas de los clientes con rapidez.

–              Fijar reuniones con los clientes lo antes posible (y no para dentro de dos semanas).

Empatía Ocuparse del cliente, cuidar la atención individualizada que el despacho le presta. –              La centralita telefónica no debe estar siempre comunicando.-              Disponibilidad de horas para atender al cliente.
Elementos tangibles Cuidar los elementos físicos del despacho, equipamientos e imagen del personal. –              Vestimenta adecuada.-              Mobiliario en buen estado.

–              Librerías ordenadas.

–         Mesas limpias y sin montones de papeles.

–      Equipos informáticos y técnicos adecuados.

Fuente: Elaboració propia a partir de los estudios de Parasuraman, A., V. A. Zeithaml, and L. L. Berry.

Los cinco parámetros relacionados con la valoración de la calidad de los servicios implican una gran dedicación de los abogados a cada uno de sus clientes, dedicación que va mucho más allá del estudio del caso que se le ha encargado.

De hecho, la capacidad técnica del abogado se le presupone, motivo también por el que se le valoran otros aspectos no tan estrechamente relacionados con sus conocimientos técnicos.

Se trata más bien de una actividad comercial o de relaciones públicas, un ejercicio de comunicación que implica, no únicamente al abogado, sino también a todo su personal.

El abogado debe, en definitiva, orientar la organización hacia el cliente y hacerle llegar los valores que espera encontrar en lugar de centrarse únicamente en el producto, es decir, no únicamente entregarle un contrato bien hecho. No hay que descuidar las llamadas del cliente que se interesa por su asunto, debe informarse bien sobre los honorarios, hay que explicar los temas con palabras que puedan entenderse, etc…

En definitiva no se trata únicamente de hacer bien el trabajo, sino que hacer que el cliente perciba que se hace bien.